retalillos

Archive for the ‘Porteo’ Category

Una amiga ha tenido dos pequeñines y ¿que mejor detalle de una mama canguro que un portabebes?.

En este caso al ser tan pequeñitos me he decantado por un algodón blanco sin tintes, para evitar posibles reacciones. Cuando hice mi bandolera no me atreví con plegados complicados por si la máquina no podía con la tela, con esta me he atrevido con un plegado PMC.

Pensaba decorar la cola pero cuando la terminé y me la probé me gusto tanto su aspecto ibicenco que la dejé así.

bandoblanca

Y, como me ha gustado mucho el resultado, he modificado la mía, he aquí el resultado, aunque por hacer que me quedase la parte fea de la costura anterior hacía dentro, me ha quedado como un PMC inverso.
bandoazul

Anuncios

En casa el portabebes que  usamos muchísimo ahora es la mochila Manduca, es otro portabebes ergonómico fácil y rápido de usar como la bandolera pero tiene una ventaja, al menos para mi, es que reparte el peso en los dos hombros y para ratos largos se agradece.

Como el pequeño bicho imita todo lo que ve, más de una vez hemos tenido que ponerle la mochila para llevar un muñeco, por más que reducimos tirantes y cintura no hay manera, así que decidí hacerle una mini mochila.

Necesitamos dos retales de tela  de unos 30×35, cremallera de unos 25 cm ( de las que se abren enteras, opcional), 150 cm. de cinta de mochila y velcro o cierres de mochila.

El patrón lo hice midiendo más o menos a la niña y escalando la mochila original, lleva una cremallera para poder alargar el respaldo. He optado por el cierre con velcro en los tirantes, dado que para el bicho es un sistema más fácil que los broches.

A continuación, muestro el patrón para la mochila extensible. Si no la queréis así, eliminad la porción de 5 cm, uniendo los laterales.
IMG_0923b

Yo he usado dos telas distintas, loneta para la cara interior que se corta de una pieza y un piqué para el exterior que he cortado en tres trozos para que me resultase más cómodo poner la cremallera.

IMG_0920b

Abrimos la cremallera y colocamos una mitad en cada lado de la cara buena de la tela intermedia con los dientes hacía dentro , colocamos encima con la cara buena hacía abajo los otros dos trozos de tela, cosemos.

Disponemos las cintas en la cara buena de una de las telas, pero de manera que queden hacía dentro (foto), colocamos la otra tela encima con la cara buena hacía abajo y cosemos todo el contorno dejando un trozo sin coser para dar la vuelta.

IMG_9579

Le damos la vuelta y cosemos un pespunte a todo el contorno y al filo de la cremallera. Ponemos cierres o velcro y ya tenemos nuestra mochila para muñecos.

IMG_1740

 

Mochila en acción, las cintas un poco grandes pero el bebe no se caía, como decía antes, se olvidó de la mochila y no la vuelto a sacar, lo mismo ya le va bien.IMG_1264IMG_1262

 

 

Como buenos padres canguros los portabebes siguen estando presentes en nuestro día a día. Así que después de varias fases volvemos a la de la bandolera. Es un portabebes rápido de poner y sirve desde el nacimiento hasta… no tiene fin, nosotros la usamos cuando tenía días de vida y seguimos haciendo con sus dos añitos largos y 11 kilos. Mi primera bandolera fue comprada porque no conocía aún este mundo como para atreverme a hacerla, tenía la cola larguita y en invierno iba muy bien para tapar al bichito con otra capa de tela pero cuando este empezó a andar era  un estorbo y la deje aparcada.

Este verano tuvo unos días malos que solo quería bracitos, la mochila delante ya es incomoda, así que decidí que necesitaba la bandolera pero más corta, así que manos a la obra y en un periquete estrenamos bandolera.

Use lino que es más fresco ya que tengo la otra más gordita, el patrón es simple, un rectángulo de unos 65-70 cm de ancho y en este caso unos 190 de largo, contando el trozo que dobla para coser las anillas, a mi como me gusta que lleven como colita  un lateral lo corté unos 10 cm menos para darle forma.

Estoy contenta con el resultado, y creo que el bicho más que sigue pidiéndola.

bandolera2

A veces soy mono tema, una vez que aprendo a hacer algo si puedo hacer más ¿ por que no hacerlo? Hecho un mei ¿ para que quería más? Pues surgieron dos ocasiones, un regalo para una bellisima persona, la matrona de mi bicho, y los Reyes del año pasado de mis queridas sobrinas y la de una amiga.

Se que es un poco tarde pero no podía dejar de mostraros el resultado, mini mei tais personalizados con los personajes favoritos de las niñas y un mei normal para poder enseñar a usarlo.

Los meis de las enanas, aprovechando retales como no,mis sobrinas son un poco “monstruosas” así que mei de las Monster, un poco de fieltro blanco un lazo y voila, la sobrina de mi compinche era más de gatitos, así que una gatita bordada y otro lazo, a ellas solo les acolche la parte superior para darle cuerpo, la de abajo teniendo en cuenta el peso de los “bebes” no lo vi necesario.

mini_mei1 mini_mei2El mei normal, nos salimos del concepto retal por la cantidad de tela necesaria, pero para la parte interior si use un retal, en este caso si que acolche tiras y parte inferior, es para bebes y mamis reales, y le añadí lo que no hice para el mio, una bolsa para guardarlo.

mei1 mei2

mei3

Una duda que surge con el porteo es: ¿ no pasará frío ahí colgado?. Nosotros hemos comprobado que nuestro bichito va la mar de calentica pegada a nosotros, pero como lo del abrigo para ella no es muy cómodo tenía la idea de hacerle una capa con borreguito por dentro, al final compramos una de punto y la verdad es que es de lo más cómoda, pero no le tapa bien las piernas.

En este blog la chica organiza “Cose con nosotras” y organizo uno de un cobertor de porteo, nos paso los patrones y he aquí el resultado del nuestro, es de forro polar por fuera y lleva un borreguito de quita y pon por dentro.

cobertor

Otra cosa que ayuda a combatir el frío son un buen gorro de lana y unos calentadores pero como yo tengo la habilidad de hacer tabiques con la lana se los encargué a unas tías abuelas de bichito y he aquí el resultado.

IMG_9890

Etiquetas:

Una vez que sabes que viene un bichito en camino uno de los mayores problemas que encuentran los padres es decidir el modelo de carro para llevarlo de paseo, que si más moderno o más clásico, cuatro ruedas o tres, no me extiendo en características porque no acabaríamos nunca, aparte de que no tengo mucha idea porque nosotros optamos por el ” no carro”.

Dentro de todos los “no carros” que conozco tenemos el mei tai, un portabebes de origen asiático. Quería comprarme uno pero a raíz de unos zapatitos estilo japones que vi en un blog  ( no recuerdo cual) me acorde que tenía guardada la primera cortina de nuestra habitación, que debido a un accidente estaba rasgada entera pero me gustaba tanto que la guarde esperando la ocasión de usarla, así que ¿ porqué no  intentar hacer yo el mei tai para mi bichito?

Primer paso, buscar los materiales, la cortina era fina así que necesitaba una tela que le diese fuerza, rebuscando en el bolsón de los retales encontré una loneta blanca perfecta para poner por detrás y destacar el estampado, ahora nos encontramos con la vergüenza masculina, combinar al padre del bichito, el estampado y una tela de color parecía tarea imposible. Al final opte por  loneta en un discreto marrón. Yo lo quería con acolchado en hombros y cintura así que también tuve que comprar guata.

IMG_9299

Siguiente paso, conseguir un patrón, hay muchos modelos en internet, a mi me gustaron los de este estilo, gracias a una amiga que me pasó las medidas del suyo dibuje el mio. Más o menos mide 50×40, lo que esta sombreado en mi caso va acolchado.

IMG_9298

Las tiras son de algo menos de 2 metros las superiores y 80 cm. las de la cintura, pero yo soy tirando a canija y me sobra un poco, de ancho les di 10 cm. a cada una. La cintura la hice con una sola pieza por que no llevase costura que se pudiese descoser, así que en lugar de dos tiras de 80 hice una de 2 metros y a mitad le metí el cuerpo del mei tai. En las superiores acolche unos 50-60 cm y en la cintura solo la parte que coincide con el cuerpo.

Este es el resultado final.

IMG_9716

Etiquetas: ,

Categorías